Mano dura contra el microtráfico, consigna de autoridades en Consejo de Seguridad

Gobernador Eduardo Verano afirmó que el presidente Duque dio vía libra para seguir estructurando proyecto de la megacárcel. 

Lucha frontal contra el microtráfico y la construcción de una megacárcel regional, fueron dos de los compromisos del presidente Iván Duque durante la realización del Consejo de Seguridad en Soledad. Así lo informó el gobernador Eduardo Verano De la Rosa.   

El gobernador del Atlántico manifestó que lo más importantes es combatir las redes de comercialización de alucinógenos que ataca a la juventud y la niñez, especialmente en entornos educativos. 

  “La gente nos tiene que ayudar con las denuncias, eso nos permitirá hacer una serie de incautación e intervenciones en viviendas que son sede de ventas de droga. Incluso, se habló de hacer extinción de domino a las viviendas de las personas que se dedican a este delito”, dijo Verano. 

La nueva cárcel fue otro de los temas que se abordaron. El Presidente durante la reunión dio vía libre para seguir trabajando con el Ministerio de Justicia para concretar el proyecto. 

“Hay tres procesos de compra de lote fuera del área metropolitana de Barranquilla que tendría un carácter departamental, pero se estudia si se le da un enfoque regional, debido a que el proyecto de construir un establecimiento penitenciario en Fundación (Magdalena) no está muy claro”, anotó el gobernador. 

El presidente Duque, durante la rueda de prensa, señaló que desde el primer día de gobierno se han dado resultados contundentes y el Atlántico no ha sido la excepción. 

“Vamos a fortalecer la línea 167 de la Policía y facilitaremos la participación cívica con taxistas, tenderos. Eso va ayudar a fortalecer las redes de cámaras de seguridad para poder georeferenciar el delito y desarticular las redes de microtráfico”, sostuvo Duque. 

  Durante la reunión, el Presidente estuvo acompañado, además del gobernador Verano, por el ministro de Defensa, la cúpula militar y la alta consejera para las Regiones, Karen Abudinen 

Deja un comentario