Cristianos y Farc renegocian sobre género y familia

La delegación de los cristianos llegó con los puntos claros: defender los derechos de la mujer, y resaltar y aclarar en el acuerdo el concepto de familia, la que está conformada por un hombre y una mujer, como es el orden que Dios estipuló en las sagradas escrituras

Tras un encuentro en La Habana entre la delegación de la guerrilla de las Farc, la senadora Viviane Morales y el exguerillero y excongresista Carlos Alonso Lucio -ambos voceros cristianos, surgieron consensos entre cinco puntos comunes en lo referente al enfoque de género que cruza el acuerdo de paz.

En un comunicado conjunto titulado ‘Cristianismo participando: al pueblo cristiano y a quienes profesan una fe religiosa’, que contiene las coincidencias entre la delegación de rebeldes y voceros de la comunidad cristiana, se señala que «en esta etapa de construcción de consensos por la paz, nos reunimos en La Habana, los días 23 y 24 de octubre, la Delegación de Paz de las Farc-EP, Viviane Morales y Carlos Alonso Lucio, en condiciones de senadora y de líder cristiano, con el fin de escuchar sus propuestas para revisar y enmendar el Acuerdo Final de Paz, atendiendo a las observaciones públicas que han formulado distintos sectores cristianos».

De esta manera, el primer punto que se acordó sobre el enfoque de género relacionado con los derechos de la mujer: «una redacción que constituya criterio de interpretación en relación con el ‘enfoque de género’ bajo el entendimiento claro de que se refiere a la reivindicación y protección especial de los derechos de la mujer como víctima principal del conflicto y como protagonista esencial en la construcción de la paz y el posconflicto».

En el segundo se menciona el tema de la familia conformada por un hombre y una mujer: «que sobre el ‘enfoque de género’ de los Acuerdos se sentarán los elementos suficientes que permitan, a posteriori, por instancias públicas o privadas, interpretaciones inequívocas respecto al concepto de la familia redactado con claridad en el artículo 42 de la Constitución Política», que reza «la familia es el núcleo fundamental de la sociedad. Se constituye por vínculos naturales o jurídicos, por la decisión libre de un hombre y una mujer de contraer matrimonio o por la voluntad responsable de conformarla».

El tercero, sobre el respeto a la libertad religiosa, indica «que en tal sentido, los planteamientos referidos a la no estigmatización y a la no victimización de cualquier población vulnerable, redactados en el Acuerdo, deben armonizar con la libertad de conciencia, la libertad religiosa, el derecho a la autonomía educativa de las instituciones, y con el derecho de los padres de familia a educar a sus hijos conforme a sus principios y valores».

En el cuarto se habla de reconocimiento de las víctimas cristianas, en este sentido: «el Acuerdo deberá incorporar entre las víctimas del conflicto, el reconocimiento y visibilización de quienes fueron víctimas en razón de sus creencias religiosas, particularmente de los pastores y comunidades cristianas».

Y el último se refiere a las iglesias como jugadoras estratégicas de la paz, y se lee: «deberán reconocer a las iglesias cristianas entre los actores de la reconciliación para la paz, posibilitando su participación dentro de las etapas de la implementación del Acuerdo. Tal situación, debe darse en todos los espacios de participación ciudadana, incluyendo los espacios de trabajo sobre temas de familia, libertad de religión y libertad de conciencia, en el marco de la comisión de implementación, seguimiento, verificación y resolución de diferencias. Asimismo contarán las congregaciones de fe y cultos religiosos, incluyendo al cristianismo, con espacios de participación en las instancias de construcción de paz surgidas del Acuerdo, que sean pertinentes, en función de la consolidación de la reconciliación y la paz».

Finalmente, se concluye que «los esfuerzos consignados en este documento, los hacemos inspirados en el ánimo de construir el mayor consenso posible en el camino de la paz para Colombia». Las iglesias cristianas habían venido criticando la «ideología de género» que supuestamente promulgaba el acuerdo, y el Gobierno había aclarado que en el Acuerdo no se hablaba de «ideología» sino de enfoque de género, que se refiere, dijeron a la reivindicaci+on de derechos de la mujer.

En la reunión de dos días en Cuba estuvieron, además de Morales y Lucio, los pastores Eduardo Cañas, Héctor Pardo y John Milton Rodríguez, y del lado de las Farc, Iván Marquez, Victoria Sandino y Jesús Santrich, entre otros. Se sabe al respecto que los delegados de las Farc, Álvaro Leyva y Enrique Santiago, habían buscado a Lucio para escuchar y entender la posición de los cristianos que fueron por el No en el refrendatorio.

 

Deja un comentario