Comunidad de Pita, Atlántico, culmina su proceso de reparación colectiva

Este martes, en atención al cumplimiento de las actividades descritas en el Plan Integral de Reparación Colectiva (PIRC) de la Comunidad de Pita, y, conforme a la aprobación de las víctimas del Acta de Aceptación de medidas implementadas en dicho plan, el Estado colombiano ha podido dar paso al cierre documental y administrativo de este Sujeto Colectivo, víctima del paramilitarismo en el departamento del Atlántico.

Como acto protocolario de cierre está presente hoy en Pita, vereda del corregimiento Las Tablas, jurisdicción de Repelón (Atlántico), la directora nacional de la Unidad para las Víctimas, Yolanda Pinto Afanador, liderando este encuentro con las víctimas y el director Territorial de la entidad en Atlántico, Alfredo Palencia.

Autoridades territoriales y directivos del Sistema Nacional de Atención y Reparación Integral -Snariv- en el departamento, también harán presencia en el lugar para llevar a cabo este acto de cierre en compañía del alcalde municipal de Repelón, Enrique Escobar, y miembros de la comunidad víctima.

Pinto, hará entrega de indemnizaciones administrativas a 14 miembros de la vereda, las cuales suman una inversión superior a los $59 millones, y la entrega de 15 encargos fiduciarios a niños, niñas y jóvenes víctimas de Pita.

Seguido de esto, continuará su agenda de trabajo con las víctimas beneficiarias del Proyecto Portal de Oportunidades que hacen parte de la empresa “Granos del Atlántico” en el municipio de Usiacurí.

Mañana miércoles, liderará desde el Centro Regional de Atención en Soledad, la entrega de indemnizaciones por vía Justicia y Paz a 250 víctimas del Fondo de Reparación de la Unidad.

*Sobre Pita*

Pita, llamada así por la “mata de fique”, de la que los campesinos sacan el bejuco para fabricar la pita o cabuya que utilizaban en los amarres de las construcciones y otras actividades domésticas del campo, está poblada por 113 víctimas, agrupadas en 32 familias, que retornaron a esta vereda luego de haber sido testigos del asesinato de siete hombres, y de haberse desplazado a otros municipios del departamento en donde padecieron múltiples necesidades.

Esta vereda, rodeada de fauna y flora, de casas de madera y bahareque, construidas con materiales de la zona por sus mismos habitantes quienes se dedican a la producción agrícola de aguacate, plátano, yuca, ñame, y frutales, además de la producción de especies menores y en algunos casos de la ganadería en pequeña escala, limita con el Departamento de Bolívar, con los municipios de Clemencia, Villanueva y las Caras.

En diciembre del año 2000 y septiembre de 2003, esta condición geográfica permitió el acceso de grupos paramilitares a la zona, lo que terminó en una serie de hechos victimizantes como homicidios, desplazamiento y afectaciones a su organización comunitaria y colectiva.

*“Pita, Tierra de Paz”*

El Gobierno Nacional, la Gobernación del Atlántico y la Alcaldía municipal de Repelón, acordaron desde el año 2013 con la comunidad de Pita, una serie de obras y acciones que hoy día se ven materializadas en este pueblo del corregimiento de Tablas, de acuerdo con las medidas pactadas en la Ley de Víctimas (ley 1448 de 2011).

De esta forma, se ha abanderado el acompañamiento y acercamiento a la comunidad para la construcción de una reparación transformadora que inició con la identificación de los derechos vulnerados y las acciones que se debían emprender para activar el esquema de atención. Seguido de esto, se conformó un comité de impulso y el grupo de entrelazadores (tejedores y tejedoras), con los que se desarrolló una metodología institucional que logró la construcción del diagnóstico del daño y la elaboración de un Plan Integral de Reparación Colectiva (PIRC) con las medidas que la comunidad consideró necesarias.

De acuerdo con esta ruta, y en trabajo mancomunado con las entidades que conforman el Sistema Nacional de Atención y Reparación Integral a Víctimas -SNARIV-, Pita ha dejado de ser un territorio desconocido y olvidado por el país para convertirse en tierra de Paz.

*Medidas implementadas en el Plan Integral de Reparación Colectiva (PIRC) de Pita*

Gracias a la gestión interinstitucional de la Unidad para las Víctimas, y la articulación de los tres niveles de gobierno (estado, gobernación y alcaldía), se logró la implementación de medidas como el arreglo de la carretera de acceso a la vereda de Pita, con una importante inversión de la Gobernación del Atlántico.

Así mismo, la secretaría del Interior en asocio con la Fundación “Un Techo para mi país”, lideró la construcción de 3 módulos de vivienda en material maderable, los cuales funcionan en la actualidad como puesto de salud, salón comunal y aula para la escuela de la vereda.

La Unidad para las víctimas implementó medidas del PIRC con la entrega de materiales para la instalación de un mini acueducto por valor de 38 millones de pesos. El financiamiento de la mano de obra en cabeza de los miembros de la vereda fue apoyado por la Alcaldía de Repelón por valor de 19 millones de pesos.

De igual forma, se hizo la entrega de instrumentos musicales para la conformación de un grupo vallenato con las víctimas, la adecuación de canchas de fútbol para el disfrute de la comunidad, se entregó dotación de mobiliarios para la infraestructura social y comunitaria por valor de 18 millones de pesos.

La Unidad, trabajó fuertemente en la reconstrucción del tejido social, fortalecimiento y recuperación emocional grupal con una atención permanente de los profesionales de la estrategia Entrelazando, reforzada con la atención permanente del ICBF para los niños y niñas de la vereda, también se ejerció recuperación total de las costumbres y relaciones colectivas fomentando la integración y la sana convivencia con la entrega de elementos deportivos y uniformes que generaron la organización de campeonatos.

En el 2015, se ejecutó en Pita un proyecto productivo en asocio con la Gobernación del Atlántico y el SENA entregando gallinas ponedoras y la construcción de un centro de acopio, formación en materia de cuidado a los animales y técnicas agropecuarias.

En atención a la medida de satisfacción de este Sujeto de Reparación Colectiva, la Unidad para las Víctimas en compañía de la administración departamental de Atlántico, la Alcaldía de Repelón y otras entidades gubernamentales, cada 30 de septiembre realiza actos en homenaje y dignificación para llevar a cabo la “Conmemoración de Pita”.

En el 2017, la Alcaldía de Repelón hizo una inversión para la entrega de 1000 semillas de árboles de aguacate. La Unidad, dando alcance y apoyo a este proyecto, hizo una inversión de más de 32 millones de pesos en un esquema especial de producción agrícola con herramientas para el fortalecimiento de las capacidades de siembra y cultivo de las víctimas, y un camión NHR adecuado con estacas para la movilización y transporte de sus productos y cosechas.

Es de esta manera, cómo el Estado colombiano ha fortalecido la capacidad empresarial de la asociación campesina de Pita en el marco de su empoderamiento como sujetos reparados, y la evidencia del cumplimiento total del Plan Integral de Reparación Colectiva de Pita, convirtiéndola en la primera comunidad víctima en Colombia afectada por el conflicto armado en el país que culmina su proceso de reparación.

Deja un comentario