Cinco son los muertos que deja balacera en Barranquilla

El enfrentamiento se registró en la mañana de este viernes cuando dos uniformados de Infancia y Adolescencia realizaban la verificación de la residencia de un menor de edad y fueron atacados a bala por varios sujetos.

Un enfrentamiento a bala entre presuntos delincuentes y dos uniformados de la Policía Metropolitana, adscritos a la unidad de Infancia y Adolescencia, tuvo lugar en la mañana de este viernes en la calle 51E con carrera 2G del barrio Las Américas, suroccidente de Barranquilla.

La Policía Metropolitana informó que los hechos se registraron cuando los uniformados llegaban al lugar para hacer la verificación de una dirección de un menor de edad, cuando fueron atacados a bala por varios sujetos sin mediar palabras.

Los policías respondieron al ataque, lo que generó caos entre los habitantes del sector que corrían en busca de un refugio para evitar ser alcanzados por los proyectiles.

Los otros muertos fueron identificados por las autoridades como Ronald Smith Barros Romero, de 23 años, quien recibió ocho tiros en el cuerpo y falleció en el lugar; Alberto Enrique Rodríguez Escorcia, de 36 años, fue impactado por cuatro proyectiles en el abdomen, Argeniz david Ramos Celín, de 26 años, conocido en el sector como ‘Zorrillo’, quien recibió un tiro en el abdomen, y Rodrigo Alfonso Carreño Ospino, de 23 años, fue alcanzado por tres proyectiles en y cadera.

El uniformado que perdió la vida en los hechos es Walter Arley Chaparro Guerrero.

En los hechos fue capturado un menor de 17 años, quien según la Policía, le fue hallada una escopeta industrial calibre 12 milímetros.

La Policía Metropolitana de Barranquilla lamentó y rechazó al mismo tiempo la muerte del uniformado Walter Arley Chaparro Guerrero, de 29 años, en hechos registrados en la mañana de este viernes en el barrio Las Américas, durante un enfrentamiento a bala en el que también fallecieron cuatro presuntos delincuentes.

Chaparro Guerrero era oriundo de Bogotá y tenía ocho años y ocho meses laborando en la institución armada “meses trabajando por la seguridad y la convivencia de los colombianos”.
Chaparro Guerrero era oriundo de Bogotá y tenía ocho años y ocho meses laborando en la institución armada “meses trabajando por la seguridad y la convivencia de los colombianos”.

El uniformados, quien estaba adscrito a la Unidad de Investigación Judicial de Infancia y Adolescencia de la Seccional de Protección era casado y deja una hija de un año y 10 meses de nacida. En su hoja de vida se destacan cinco condecoraciones y 24 felicitaciones por su labor realizada en la Policía Nacional.

Deja un comentario